Sumate
Paginas Amigas
Historias sonoras

 

  Juan José Arhancet

 

 

Marcelo Lavagna

 

Nací en Chivilcoy Provincia de Buenos Aires en Septiembre de un mil novecientos cincuenta y siete. Lejano ya, pero también próximo, porque de ese pasado donde inició mi vida surgen las imágenes de hoy, mi pasión por las historias, los cuentos de “los mayores”, la historia familiar cargada de destierros, guerras y hambrunas fueron formando mi imaginario. Sin duda nunca los números fueron para mí, la regla de tres simple sigue siendo un misterio y ni hablar cuando a los números se le sumaban letras y paréntesis. 
Así que lo mejor fue cuando mi padre, leninismo mediante tuvo la ocurrencia de llevar a mi madre, embarazada de mí, al cine a ver “La madre” de Pudovkin. No salí con traumas graves pero si apurado a los siete meses queriendo decirle al mundo acá estoy.

Dibujar no era lo mío pero si sobrescribir los globitos de las historietas con nuevos diálogos. Llegó el cine Graf, filminas de Dumbo, proyección en una sábana, cine de tres películas al hilo mientras comíamos biscochuelo (de esos de doce yemas).
Sin duda la secundaria pasó como algo que tenía que pasar, pero descubrí la literatura que ampliaba mi colección amarilla de Salgari o La cabaña del tío Tom. Que solía leer trepado a algún árbol, mientras escapaba del terror a cuanta pelota de futbol pudiese arrimarse.
La Facultad de letras con la dictadura militar no era muy conveniente y resultaba difícil explicar a la policía de que trataba “Demian” de Hesse, cuando en la lista figuraba como proscrito y las únicas palabras con sentido para ellos eran: “Afirmativo” o “procedan”
Tuve la suerte que en la misma secundaria surgiese un grupo de cine que llamamos “Sine-Nomine” y allí empezó todo, cine club, Súper 8mm combinado con Bergman, Visconti, Antonioni, Truffaut, Godard, Pasolini y tantos otros, de muchos entendíamos la mitad, de otros muy poco pero fundamentalmente de lo que menos entendíamos más nos emocionábamos. 
La escuela de cine del Instituto nacional de Cinematografía me eligió, entre las pocas vacantes que se otorgaban: Nunca sabré si habrá tenido algo que ver Pudovkin con todo eso, por las dudas a él y al cine ruso, les debo una. Logré egresar en 1979 como director de cine.
Escribí guiones, dirigí cortos, gané estatuillas de yeso en festivales nacionales y del exterior, me dijeron “que interesante” y así descubrí que eso quería decir “que engendro lo tuyo”.

En el ISER curse un año de libretista de radio y TV pero luego la carrera fue eliminada. 
Autoexilio para salvarse de la asfixia: España, París, algún curso en Aix en Provence, descubrir el mundo y cargarme de imágenes, lagrimear ante esos feroces cuervos de Van Gogh., enmudecer ante el Guernica y descubrir que aún estoy empezando a empezar.

Pero algo se liga a mí de un modo en particular.: La docencia. Descubrí la necesidad de transmitir lo aprendido con el objetivo de que los alumnos pudiesen capturar la emoción que se esconde tras una obra y su técnica. Fui docente diez años consecutivos (1982/92) tanto en guión como en realización en la escuela de cine de Avellaneda y desde 1987 hasta la fecha estoy como titular de Guión en primer año, en la misma escuela que me viese egresar.
 Recientemente logré licenciarme en “Enseñanza de las artes audiovisuales”.en la Universidad Nacional de San Martín. Un poco de pedagogía, no vino mal pero son mis alumnos quienes en verdad me siguen enseñando a enseñar.
Actualmente también trabajo en el área de comunicación social del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación, donde he podido congeniar el cine con lo académico en materiales didácticos audiovisuales.  La televisión me permitió sacar algunas canas verdes pero aprendí de la adrenalina que da “la salida al aire” (Sorpresa y media- Promofilm SA) o como Guionista y realizador para la cátedra de psicología en UBA XXI, con videos de educación a distancia. (ATC).

Pero la docencia se quedaría hueca si el disco rígido no se alimentase de experiencia nueva, así que retomé la dramaturgia, publique “Esos pequeños Indicios” (2007), breves piezas teatrales, producto de talleres con Cecilia Propato (Centro Cultural Ricardo Rojas y Centro Cultural Jorge Luis Borges), y Mauricio Kartún (Extensión universitaria –Comunicación social. UBA).
Algunas de estas obras son las que hemos adaptado como audiorelatos.

 

 

Inicio - Quienes Somos - Fundamentos - Audios - Citas - Fotos - Comentarios - Sumate - Páginas Amigas


Diseño Web: Marcelo Lavagna - Carina Grosso